Un Mantra Cristiano.

enero 17, 2009

Hágase  su Voluntad y no la mía!

Cúantas veces hemos repetido esta frase o la hemos escuchado mencionar, pero, en realidad ¿comprendemos el alcance de la misma?

Estamos comenzando un nuevo año, una nueva oportunidad para muchos de iniciar  proyectos personales, laborales, espirituales en fin! un nuevo año siempre significa el comienzo de algo en nuestra vida. Con motivo a ello, retome mi lectura del ” Contrato Sagrado” de Caroline Myss para refrescar lo que pacte sería mi  contrato sagrado en este 2009; muchos, pero, muchos cambios han operado en mi y en mi entorno en los ultimos meses y definitivamente  nada es casual y todo responde a un motivo…una acción genera una reacción!. Los cambios generan resistencia, tal y como lo  gráfica Myss en su obra, en el capítulo de El Contrato de Jesús, cuando alude al bello episodio bíblico de la Oración en el Huerto, un momento tan humano del Maestro Jesús que en medio de su agónica oración, invadido del miedo logra hacer conexión con lo Divino, “…Aleja de mi el cáliz; no obstante, no se haga mi voluntad, sino la tuya…”.

No pretendo pecar de sacrílega, menos aún desvirtuar la trascendencia espiritual de Jesús, sin embargo resulta tan obvio que aún en el Hijo de Dios el aspecto humano  y terrenal no nos abandona y nos atrapa pese a nuestras oraciones y ejercicios de espiritualidad.

Hágase su Voluntad, resulta para muchos de nosotros un mantra de protección, un amuleto, el escudo que nos impide desear y querer terminar haciendo lo que nos provoca, incluso si eso que pretendemos atenta en perjuicio de nostros mismos o nuestros semejantes. Pero también es la manifestación viva de nuestra confianza y fe en Dios, en esa Superioridad, esa Energía que es puro amor, que no tiene género, que no se le identifica con ninguna raza porque pertenece a todas. Eso hizo Jesús…tras un momento humano honro su Contrato Sagrado, ese acuerdo que su alma firmó antes incluso de nacer, la promesa de hacer el bien y trascender por él y por la humanidad con un fin divino…materializar el Reino de su Padre acá en la Tierra.

Confianza y fe, dos virtudes que Jesús enseñó al mundo con su propio ejemplo de vida y con ello comprobó que aún nuestros contratos sagrados , siempre quedan  supeditados y obligados a un Poder Superior, a las leyes de la Divinidad, pero como todo contrato podemos rescindirlo… es parte de nuestro libre albeldrío, pero para los que deseamos seguir las enseñanzas del Maestro Hágase su Voluntad y no la nuestra! es el mantra cristiano que nos resguarda y no  permite que nos desviemos de nuestros acuerdos espirituales.

Anuncios

De vuelta…perdí la cuenta del tiempo transcurrido desde mi última entrada,pero, estoy de regreso!

No estoy segura que este post, guarde la estructura de mis anteriores reflexiones  y, en honor a la verdad, no tendría por qué hacerlo, puesto que si de algo hoy día tengo certeza, es que nada es estático, todo cambia, fluctúa…a Dios gracia, lo único constante es el cambio!.

He vivido momentos que, si en la lengua castellana puedo encontrar el calificativo que con mayor precisión describa mi circunstancia interior, sólo “aridez” englobaría la sensación que durante mucho tiempo me acompañó, a pesar de mi, a pesar de todo. La Aridez interior, es un tiempo que, con la Gracia de Dios,resulta limitado y  en el cual se siente un enorme vacío… la impresión que con mayor intensidad se percibe, es la de sentir que “no sucede nada”  en nuestra vida; pero, es sólo eso una impresión,porque siempre ocurren transformaciones en nosotros en circunstancias como éstas. Uno nunca sabe que tipo de cambio interior ocurrirá en nosotros, durante estos tiempo de “sequía” , lo que si es un hecho cierto es que operará y debemos aprender a reconocerlo y aceptarlo.

Una vez más, debo recordar lo que en un post anterior hice alusión, el proceso de germinación de la semilla, mientras a simple vista pareciera que ” nada ocurre”,en su interior se está llevando a cabo el proceso maravilloso de la vida, la preparación para el crecimiento, la manifestación del desarrollo. El tiempo de aridez si se sabe aprovechar, es un momento oportuno para germinar, un tiempo para echar raíces, y afianzarnos, estirar el tallo y erguirnos ante las circunstancias, permitir nuestros brotes de hojas, vestirnos de “trajes nuevos” que nos permitan lucir al mundo la transformación vivida.

Esta noche, salí de mi dormancia vegetativa, después de mucho tiempo, mis raíces han roto la superficie de lo que me cubría, ha llegado el tiempo de descubrir mis transformaciones, de saber con exactitud en lo que me he convertido, para fijarse en mi realidad y continuar  una vez más mi proceso evolutivo, confiando como siempre en el proceso natural y seguro de la vida y, sintiéndome  segura y a salvo con ello.

Comparto una reflexión de Martin Luther King, que nos alerta de la falsa aridez interior, que reza… 

“—Nadie que aspire a ideas altas y nobles las debe esconder bajo una apariencia de aridez por miedo a ser considerados diferentes”.

Hasta el próximo encuentro. El amor nunca muere-

” No sepamos tan de prisa… dijo Abelardo, Eloísa”.  José Bergamin. Poesías casi completas.

A días para que mi hija María Aurora  finalice su primera etapa escolar, me embarga una profunda nostalgía; ella culmina el Jardín de Infancia y de cierto modo, yo también con ella. Ciertamente, María Aurora no está consciente de la trascendencia de lo que eso implica; para ella, desde su concepción concreta del mundo sólo representa el cambio de colegio, la despedida de sus amiguitos de “cole” desde hace tres años (el grupo casi se ha mantenido desde el primer nivel), ya no verá a su “mae”, no jugará en el parquecito, no asistirá al Flamenco, ni al Taekwondo, en fin…es un duelo concreto el de ella y  el mío un duelo en abstracto porque yo tambien siento pesar de la despedida al preescolar, mi motivos por supuestos diferentes a los de Mary,pero creo que valederos…

María Aurora es la última de mis hijas, sólo tuve dos. Hablo en pretérito porque estoy segura no tendré otro hijo; la llegada de Maria Aurora a nuestras vidas fue antecedida por mil episodios de angustias, pérdidas, intervenciones quirúrgicas, pero, felizmente llegó! no creo tener ni la valentía, ni la resistencia para concebir y dar a luz  un hijo más, mi consuelo por Mary, es que su papi si tiene la posibilidad de “regalarle un hermanito o hermanita” y ella cumpla su ilusión de ser la “Hermana Mayor” de alguien;  es por eso que ante ese panorama, nunca más regresaré a los grados iniciales de la educación básica  y siento nostalgía de mi despedida, ya no habrán deberes de tempera, plastílina, recorta y pega y  sigue la línea pespunteada…

Nos pidieron a los padres un mini discurso para nuestros respectivos hijos, regalarles unas palabras el día del Acto de Fin de Curso, Marcos delegó en mi ese dulce, pero, importante compromiso; y es  tanto lo que deseo decirle a mi Princesa ese día, que tengo días tratando de organizar en mi cabeza que es lo más importante que queremos que ella ahora sepa de esta nueva etapa que inicia, hablarle de la Escuela sin agobiarla, inculcarle el compromiso que significa  educarse académicamente, alertarle que no todo será juguetes en lo sucesivo, que los deberes aumentarán, que habrán momentos donde ella será la aventajada, siendo cabeza, pero,  que también existe la posibilidad de ser cola, que tendrá que asumir solita muchas de sus responsabilidades y, que en casos sólo podrá obtener de nosotros ayuda ocasional, que comenzará a definir por ella misma lo que le parecerá justo y lo injusto, lo que le resultará facil y cómodo así como lo complicado sin poder abandonarlo por ello; que conocera de nuestros enojos cuando las cosas no marchen como es debido cuando se deba  a una falta en su responsabilidad, pero sin lugar a dudas también gozará de nuestro reconocimiento cuando alcance un objetivo, quiero que  María Aurora sepa que siempre será nuestro orgullo, que sus triunfos y fracasos son nuestros, que sus talentos serán respetados y apoyados. 

 Tanto, pero,  tanto que decir a nuestra pequeña, que sólo deseo no olvidar lo que escribió  Natalia  Ginzbgur en su obra “Las Pequeñas Virtudes”  “…Lo único que debemos tener en cuenta en la educación es que en nuestros hijos nunca disminuya el amor a la vida…”, para enseñarle  que la Escuela le aportará sólo un mínimo de cosas de las que necesita para realizarse, que es en la experiencia de cada día que encontrará el mayor de los aprendizajes…que descubriéndose y autoconociendose aprenderá la mayor y la mejor de las lecciones…Amar  la vida! Amar su vida!

Decimos María Aurora y yo adiós al Jardín de Infancía y amorosamente damos la Bienvenida a la Escuela! . Como  suelo hacer cierro mi post con una cita, hoy compartiré un párrafo que escribierá  J.J. Rousseau en su obra ” Emilio o de la educación” , libro III que cita mi amado Fernando Savater en “El Valor de la Educación“, que reza de manera textual “…Emilio tiene de  la virtud  todo aquello que se refiere a si mismo.Para tener también las virtudes sociales le falta únicamente conocer las relaciones que las exigen; le falta únicamente las luces que su espíritu está ya del todo preparado para recibir…”

Hasta la próxima. El amor nunca muere. Con Dios estamos.

 

La fábula del Puerco-espín:
 Durante la era glaciar, muchos animales morían por causa del frío.
Los puerco-espines, percibiendo la situación, resolvieron juntarse en grupos, así se abrigaban y se protegían mutuamente, más las espinas de cada uno herían a los compañeros más próximos, justamente los que ofrecían más calor.
Por eso decidieron alejarse unos de otros y comenzaron de nuevo a morir congelados.
Entonces precisaron hacer una elección: o desaparecían de la Tierra o aceptaban las espinas de los compañeros.
 Con sabiduría, decidieron volver a estar juntos.
 
Aprendieron así a convivir con las pequeñas heridas que la relación con un semejante muy próximo puede causar, ya que lo más importante era el calor del otro. 
Y así sobrevivieron….

 Moraleja de la historia
La mejor relación no es aquella que une personas perfectas, es aquella donde cada uno aprende a convivir con los defectos del otro, y admirar sus cualidades.

Una historia muy bella, cierto? pero, que tanto refleja nuestra realidad? será que los seres humanos de verdad elegimos mantenernos unidos, pese a las heridas que nos infringimos?, comprendemos y aceptamos las debilidades de nuestros semejantes?, entendemos el “bien común y le damos preeminencia sobre los intereses personales?….

 Cuando leí esta corta historia, decidí leerla en clases; si algo resulta díficil es lograr la cohesión del grupo entre adultos..los niños en su estado natural  de “sanidad”  no temen interrelacionarse entre ellos, no conocen de rivalidades, de competencias mal sanas, no temen a perder lo que  creen suyo, porque viven bajo el convencimiento de la  “pertenencia por derecho de consciencia”, es a esa “sanidad” a la que me refiero, a la limpieza de espíritu y de consciencia. Los Adultos a medida que crecemos, nos vamos adosando capas densas de prejuicios, paradigmas, falsas creencias, distorciones de la realidad hasta rodearnos de una infranqueable coraza que nos impide crecer, evolucionar, recordar quienes somos en realidad. Un blindaje, extraño definitivamente…de mucha dureza para algunas circunstancias y poco protectora en cuanto  de heridas se trata. Realmente resultó una experiencia muy nutritiva compartir con el grupo la historia de los puercos-espines, llegando a la conclusión después de una  hora, que no fuimos  concebidos para vivir en aislamiento, sino para ser socialmente adheridos en muchos aspectos.

La historia, me permitió explicar el aspecto “BIOPSICOSOCIAL” del hombre tomando como  ejemplo el argumento del cuento…el hombre, lo mismo que el puerco-espin, representa en su individualidad un ser único e irrepetible, pese a pertenecer a una “especie”, cada ser vivo lo es, evidentemente todos tenemos caracteristicas propias del grupo al cual pertenecemos, eso nos determina y nos cuenta entre los elementos que connotan y denotan “vida” o BIO, como seres vivientes; condición ésta que nos habka de las funciones netamente fisiológicas, pero, que no nos excluye del aspecto PSICO  y, que por ende, como valor agregado nos permite desarrollar “una actividad mental” y con ella exteriorizar conductas, manifestar sentimientos, emociones,etc. surgiendo como una reacción a la acción psicológica  la activación del aspecto SOCIAL del hombre;permitiéndole interactuar con el entorno que le rodea, impregnándose de  la influencia positiva o negativa que de éste emane.

Estos tres aspectos se distinguen claramente en los protagonistas de la historia, de una manera fabulada nos induce al aprendizaje biopsicosocial. La convivencia  o el  modus vivendi, es para nosotros los seres humanos una condición para interrelacionarnos con el resto del mundo, es a través de la interacción social y mediante la comunicación que vamos entrelazando nexos o conexiones afectivas, a medida que nos proponemos alcanzar ese bienestar personal o social que llamamos “felicidad”.

LLegar al  entendimiento que cohabitar con otros, representa un acto de “negociación” , es imprescindible para mantener la armonía y la paz social; ciertamente hay aspectos de carácter no disponible, no susceptible de negociar, porque pertenecen al ámbito muy personal e individual de cada uno, así como la honorabilidad, la integridad moral, los valores éticos, etc.,  son  elementos de naturaleza subjetiva cuyos manejos quedan sujetos a los patrones de aceptación  ó reconocimiento social del  medio al cual pertenecemos. En la medida que cada puerco espin se hizo consciente que estaba siendo herido por otro, pero, que pese a ello los beneficios de mantenerse juntos eran mayor a sus lesiones, en un acto de amor cada uno de ellos optó por el bien de todos, haciendo a un lado sus propias percepciones, vivir o morir todos ó salvarse en la mayoría, así se mantuvieron y lograron generar una conducta manifiestamente social de supervivencia….

Cuando algo nos hiera, nos duela, nos cause daño….recordemos la fábula del puerco-espin; si logramos ver en esa situación adversa, un motivo para reconocer el valor positivo de todo cuanto nos ocurre, ir más allá de las debilidades de otros y poder mirar sus fortalezas, es innegable que logramos aprender el significado de ser entes biopsicosociales y la importancia de serlo….así sabremos que estamos en el camino correcto para alcanzar nuestra felicidad y contribuir a la felicidad de otros.

Hasta la próxima, el amor nunca muere. Con Dios estamos.

 

 

 

“…De qué sirve señor tanta palabra. Tanto ideal tanto sueño igualitario que se afana en bajar al que está arriba en lugar de subir al que está abajo? ¿ Cómo puede usted hablarme de progreso, si en lugar de dar empleo al que no tiene , al que tiene le quita su trabajo…”. “Porfiado”  . Joan Dalu.

 Joan Dalu escribió las rimas con las que hoy doy entrada a mis reflexiones en el año 2002,el contexto político sirvió de inspiración para escribirlas…siete años más tarde,Venezuela sigue siendo (para tristeza y verdadero dolor de la mayoría) la musa que inspiraría el poema de anarquía, desidía, ingobernabilidad  e injusticia más largo que un poeta plasmaría.

Soy poco adepta a abordar temas políticos, reconozco con absoluta sinceridad que es un tópico con el cual no me siento cómoda, pero, cuando la supremacía de la realidad golpea y no te permite abstraerse de ella, resulta forzoso enfrentarse a todo cuanto nos rodea para caer en cuenta que ella…la política, es un flagelo que azota despiadadamente hasta los espacios más íntimos del hombre. Fernando Savater en su obra “Política para Amador” definió el término ” Idiota” y señaló al respecto : ” Idiota. del griego idiotés, utilizado para referirse a quien no se metía en política, preocupado tan sólo en lo suyo, incapaz de ofrecer nada a los demás...” ;  por ello y, tan sólo por excluirme de la literaridad de la idiotez, asumí el compromiso  y la responsabilidad de analizar bajo perspectiva conscienzuda, el alcance de la política en todo cuanto me rodea.

Hoy, vivo en un país cuyo territorio es terreno minado por ella, entiéndase a la política como ese “artefacto explosivo, mutilador y hasta letal cuya detonación causa estragos y pérdidas de magnitudes considerables o irreparables”. Esta mina terrestre llegó al principio camuflageada a los ámbitos más neurálgicos de la vida de la nación; y dejó de ser silueta  para convertirse en una presencia impuesta y obligada en todo cuanto hace vida en el territorio nacional; esto resulta evidente al leer y/o escuchar los hechos noticiosos que su suscitan cada día en el país.

Las voces venezolanas en la actualidad solo emiten sonidos discordantes con la paz social, la justicia, el desarrollo y el bien común; hablar de presos políticos, de corrupción, de militarismo, de confiscación, de expropiación, de autoritarismo, disolución de poderes, por tan sólo decir algo, resulta el tema  obligado de la sociedad civil y todo ello como consecuencia de la actividad abultada de la política.

La comprensión de la dimensión social de la política y su lenguaje como vehículo para lograr la interacción  de ese grupo heterogéneo que llamamos opinión pública, ha  resultado una tarea obligada para quienes se han declarado como activistas políticos en la Venezuela de los últimos once años. La comunicación política dejó de ser una actividad propia de un sector determinado de la población, para  convertirse en el modo masivo de interrelacionarse de la mayoría por no decir de todos, de intercambiar ideas, pensamientos, inquietudes, manifestar desacuerdos y hasta generar rupturas ó en el aspecto más negativo provocar  puntos de quiebre.

Este año, los venezolanos optamos una vez más por la vía democrática, a restituir el orden social, económico, cultural y político. La convocatoria es acudir esta vez a ejercer mediante el sufragio (un derecho/deber) nuestra soberanía, a los fines de procurarnos una renovado y fortalecido cuerpo legislativo. Es año electoral…la política se expande!!

Quiera Dios que en los tiempos venideros, la política se transfigure y resplandezca y, cual cefalópodo extienda sus tentáculos para el logro de los objetivos deseados por un pueblo que clama sus derechos. Es hora de ver a un pueblo que próspera, a un pueblo que evoluciona, que conozca de Derechos fundamentales porque su vida es reflejo fiel y exacto de ellos, vida digna, garantías de salud, educación, empleo, respeto y resguardo de la integridad personal y patrimonial, libertad de pensamiento y el respeto a disentir. Yo, en lo personal, solicito un país habitable, un espacio que abra puertas francas a la concordia, a la solidaridad, a la gobernabilidad, a la responsabilidad, a la institucionalidad, a la justicia y a la Paz.

Todos, sin excepción quedamos convocados a seguir con estricta observancia las palabras que algún día pronunció Jorge Luis  Borges con motivo a  los tiempos duros y difíciles que atravesaba su país natal, Argentina y de lo cual dijo: ” …creo que nuestro deber es la esperanza, la probable esperanza, la verosímil esperanza. Debemos esperar y debemos hacerlo porque es la única solución  que tenemos…”.  No perdamos la esperanza, mientras hacemos lo propio, para rescatar de las manos duras y caóticas de la política, este país que por derecho de conciencia nos pertenece, porque siempre un mundo mejor es posible, un país mejor siempre es posible…nada es imposible para quien cree y tiene esperanza y aún hay tierra para nuestra descendencia, para que como sabiamente señaló  Paul Groussac,  nuestro destierro no le de patria a nuestros hijos.

Hasta el próximo encuentro. El amor nunca muere. Con Dios estamos.

 

De regreso y feliz por ello….

“No es posible vivir placenteramente si no se lo hace racionalmente y de una manera bella y justa. Así como no es posible tampoco vivir de una manera bella y justa, si no se lo hace de manera racional y no se vive placenteramente” Epicuro

Buscar ” ser  feliz”  ha sido la meta casi única y obligatoria de muchos seres humanos, manejamos la FELICIDAD como un concepto altamente individual , léase,  cada quien la perfila a su justa y ponderada medida, le imprime visos de perfección excluyendo con ello la posibilidad de hacerlo perfectible; desde el momento mismo que nacemos comenzamos esa carrera en su búsqueda. En los primeros años de vida “ser feliz” es un estado natural, ser feliz es el “modus vivendi” porque sencillamente no se conoce el alcance de lo que significa “crear necesidades”; a medida que crecemos nos convertimos en pasta modelable, arcilla maleable para el entorno y pasamos de ese estado de felicidad natural a un estado de felicidad condicionada, somos felices si y tan  sólo si…y comienza la lista interminable de condiciones para ser feliz…así transcurren los mejores años y se llega a la adultez abandonando la condición de “felices” para convertirnos en cazadores de “Felicidad”, emprendemos el camino  para encontrarla, ser feliz es  la misión de vida y llegamos a la ancianidad, muchos sin ni siquiera haberle visto el rostro.

Cuando leí la preciosa cita  de Epicuro  que comparto en este espacio, inmediatamente mi memoria voló a  mis clases de Filosofía del Derecho; donde conocí de la filosofía epicúrea y supe de la  ATARAXIA, que en términos menos filosóficos no es más que el estado de tranquilidad del alma derivado de una conducta racional. El manejo de las pasiones, el control sobre nuestros deseos y el constante fortalecimiento del alma como consecuencia lógica de enfrentarnos a las adversidades y sortear los obstáculos que se presentan a lo largo de nuestra existencia, es lo que finalmente según ésta corriente filosófica entre otras,  nos conduce impretermitiblemente a alcanzar la tan anhelada Felicidad.

Manejar nuestras pasiones y deseos resulta un exhaustivo trabajo de racionalidad, amerita sin lugar a dudas conocimiento y cultivo de valores como la mesura, la templanza, dominio absoluto de la mente. El control  del placer nos aleja del dolor decía en palabras más, palabras menos Epicuro, pero, quien desea alejarse de éste cuando vive el éxtasis eufórico de un desbordamiento de pasión,  cuando es presa de irreprimibles deseos?, no aludo a las pasiones y deseos carnales exclusivamente, quiero significar con estas toda aquella conducta capaz de desatar emociones y sensaciones exacerbadas que nos desbocan, nos llevan a toda prisa en búsqueda de lo que creemos nos hará felices…..llegar a la madurez, implica para algunos bajar la efervescencia de la juventud, ceder el paso a la consciencia pausada y meditada, la buena ventura o conocida como EUDAIMONIA, representa para los entendidos como la comunión de la mente, el alma y el espíritu, pareciera entonces que mientras más vivimos y entramos en años estamos más cerca de lograr el objetivo de ser felices.

Cuanto debemos filosofar para comprender que sumergirse en las aguas profundas del mar de la felicidad es un riesgo que todos queremos afrontar y pocos desean racionalizar!

Hasta la próxima, el amor nunca muere. Con Dios estamos.

La vida se nos da y la merecemos dándola”  Rabindranath Tagore 

Con la Gracia de Dios de vuelta acá. Son muchas las cosas que plenan el alma, leer al Poeta Hindú Rabindranath Tagore es una de ellas, al hacerlo, creo no equivocarme, se construye el  “germinador” para las  cosas de la vida….

Nos entregamos cada día a la vorágine del tiempo, nos hacemos  esclavos de las horas, vivimos en eterna adoración al Dios Chronos y de esa manera, se nos escapan oportunidades valiosas de vivir “la vida que nos merecemos” , pero, qué  entendemos por “merecimiento”… la gran mayoría lo concebimos como un  “derecho”,  una “premiación”, como una consecuencia lógica y obligada del “mérito” y de cierta manera así lo es,  sólo que  no se circunscribe a lo tangible y palpable de nuestra existencia;  la vida que nos merecemos va mucho más allá de una vida cómoda, holgada, de un buen empleo, de abundancia material, de sentimientos correspondidos,  “la vida que nos merecemos”  es la  sumatoria de los detalles pequeños de nuestra vida que abultan nuestra felicidad y nos la hace plena.

Nos merecemos despertar cada mañana sin excepción y sin importar que  ocurra, con la certeza que provenímos cual hijos perfectos y amadisímos de una fuerza, una energía superior a nosotros, cuya inteligencia y benévolencia es infinita, inagotable, eterna proveedora, misericordiosa, piadosa, fuente primigenia de Amor, sentir la confianza que nada que bajo la apariencia humana parezca adverso, es capaz de dañarnos, porque todo responde a un motivo, a una razón de ser, por duro, injusto y descabellado que luzca…yo como muchos la llamo Dios, cada quien es libre de llamarla como lo desee.

Nos merecemos descubrirnos, encontrarnos, redimensionarnos, nacer y morir las veces que sean necesarias si de ello resulta con creces nuestra evolución y crecimiento como seres de luz,  reconocer nuestra “Divinidad”  pese a la corporeidad humana, admitir nuestras limitaciones, trabajarlas y amar nuestras fortalezas cimentándola, darnos el permiso de experimentar todo cuanto a “pecho abierto” querramos, disfrutar el gozo de la vida simple , maravillarnos con la risa de un niño, el canto de un pájaro, con el sonido del agua, con la magia cromática de los atardeceres, sorprendernos con los fenómenos de la naturaleza, cualquier cosa que nos ocurra y nos conduzca a la  búsqueda de la Felicidad, porque  como muy bien lo expreso Benjamin Franklin:

 “La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días.”  

Nos merecemos elegir la “actitud” con la que deseamos afrontar cada situación que se presente en nuestras vidas, comprometernos sin hipotecarnos, emprender sin temer al riesgo, escuchar sólo  verdades por muy duras que nos parezcan, pero, también debemos decirlas, recibir con los brazos abiertos las bienvenidas a sabiendas que ellas no llegan solas, traen consigo despedidas, sólo que no sabemos el cuándo ni el cómo…nos merecemos en definitiva la vida misma, porque “solo hay una vida y es la nuestra” como alguien dijo una vez; la cita que inicia ésta mi reflexión, sintetiza el espìritu, propósito y razón de la existencia del hombre,  tenemos vida y hacemos honor a ella, cuando la damos, ya sea haciéndonos multiplicadores de vida biológicamente;  así como cuando entregamos lo mejor,en primer lugar a nosotros mismos al amarnos infinita e incondicionalmente y,  luego al mundo que nos circunda y nos hace parte de el….

Tengamos la vida que nos merecemos….

Hasta pronto. El amor nunca muere. Con Dios estamos.

 

 

De vuelta! semanas sin volver a este mi rincón, hoy feliz por estar acá de nuevo….

Luego de una conversación con alguien muy conocedor de lo que se supone es la “conducta humana”, pasé varios días tratando de digerir todo el cruce de información que de manera persistente rondaba en mi cabeza;  todo cuanto hablamos (sin llegar a conclusiones ni menos aún emitir juicios de valor de carácter absoluto) venía una y otra vez de manera desorganizada, para finalmente llegar a mis propias reflexiones.

Los seres humanos llegamos a este plano con una misión ó quizás muchas de ellas, pero, indiscutiblemente con un “programa” instalado en nuestro panel de control, ser “arquitectos y constructores de “puentes”  que nos permiten interrelacionarnos no sólo con lo que nos rodea, sino además  y de manera curiosa con nosotros mismos para cumplir con la tarea que nos ha sido encomendada.

 Leo Buscaglia tiene un escrito precioso que se titula “El Puente”  y comienza:

 “Todo comienza con cada uno, y el gran puente que conduce a uno hacia los demas es el puente hacia uno mismo….”.

 nunca lo olvidé y luego de mi conversación con Renny lo traje de nuevo a mi memoria…

Hay muchas situaciones en  la vida de los seres humanos, en las que de alguna manera somos nosotros mismos los constructores de nuestros “puentes”,  en otras tenderlo es labor de terceros; hay puentes de palabras dichas,de promesas, de acciones y hasta de omisiones, puentes de distancias, puentes de olvidos, “puentes de plata para los enemigos que huyen…”, pero,  tambien puentes de reencuentros, de rectificaciones, de justificaciones…

Tender el puente definitivamente no es cruzarlo, hacerlo representa decidir vencer espacio y tiempo para llegar al otro lado de donde nos encontramos, son muchas las ocasiones que nos esforzamos para  hacer el tendido y, al momento de cruzarlo nos paralizamos, es entonces que racionalizamos el valor ó el costo de  atravesar el puente que con justificación o sin ella construimos.

 La manera cómo construimos  y  a qué se semeja lo que  construimos es una decisión personal; para obtener lo que deseamos con vehemencia y de manera duradera generalmente no optamos por tender “puentes colgantes ó movedizos” elegimos levantar puentes sólidos y resistentes a los avatares del tiempo, lo mismo que en la ingenieria civil…en contraposición hay circunstancias donde solo nos conformamos con levantar “puentes de guerras”, temporales, removibles; la elección del puente que tenderemos para llegar a donde deseamos ó a quien deseamos puede significar el éxito ó el fracaso total de nuestra pretendida intención, algunas veces tan craso error pesa para toda la vida, pero,  no es suficiente…necesario es cruzarlo! hay puentes de tránsito ligero y puentes cuyo paso debe hacerse de manera pausada…no importa la aceleración que se imprima para hacerlo, lo relevante es que se atraviese y se llegue al otro extremo, se abandone la zona de seguridad y de confort para hacerlo,  siempre da temor no saber que nos encontraremos al otro lado, pero, allí reside y reposa nuestra decisión y valentía… asumir el reto del cruce y disfrutarlo!

Finalmente, de nuevo aludo a lo que Buscaglía  señalaba en su bello escrito y que resulta la mejor y la más sabia de las recomendaciones…” Todos estos puentes deben ser edificados en el Amor” ….y debe ser de esa manera porque  el amor es el valor supremo…

Hasta la próxima, el amor nunca muere. Con Dios estamos.

Bitácora de una eterna viajera de la luz, de tránsito por esta maravillosa experiencia que llamamos vida….catorce de febrero de 2010, en un lugar y hora que pierden importancia, porque en definitiva lo trascendente es ser y estar.

De paseo en un lugar donde el verde abunda en todos sus matices, mientras mi hija jugaba, me permití dejarme llevar por la tranquilidad y la paz del lugar pese al bullicio de las risas de los niños y las voces altisonantes de los adultos, parece un contrasentido hablar de paz y tranquilidad reseñando que no estaba sola y había ruido, pero, es que en definitiva cuando el espíritu está en quieta paz interior lo  externo no es capaz de arrebatarnos ese estupendo estado de consciencia, en ese momento casi místico leí una tablilla al pie de un árbol bellamente florido que rezaba “Madreselva, Lonicera caprifolium“, y escuché decir a un personal del parque, que esa especie es oriunda de Europa y, que en víspera del Día del Amor y la Amistad, era propicio decir que  allá se regala  la flor de la Madreselva como sìmbolo de compromiso; por supuesto, la curiosidad me llevó a conocer más de esa bella y extraña flor y de allí resultó esto que escribo.

Muchos conocemos el íntimo significado de la simbología floral, rosas, claveles, azucenas…la “Madreselva” no escapa  de ello; en Europa se asocia a la manifestación de los amores más profundos, es símbolo de fidelidad, compromiso y amor eterno. Leyendo de ella, conseguí un post que me encantó, un espacio de  Oscar Elias ,  del cual conocí la Historia de Amor de la Madreselva; quiero traer a este mi rincón de reflexión, lo que de manera tan linda el autor reseñó de la flor y que movió en mi, filamentos neurálgicos de mi romanticismo empedernido “…El hecho es que ésta planta tiene la característica de adherirse a los árboles, de tal modo que los antiguos lo relacionaron a la forma en que una mujer abraza al hombre que ama, concepto que se encuentra en un proverbio francés del siglo XIX….”; las  y los que conocemos y, alguna vez experimentamos la dicha del gozo del abrazo del ser amado, sabemos la connotación del recurso literario al que alude la cita transcrita.

Después de  regocijarme leyendo  de esta especie floral, concluí que  definitivamente no podemos jugar a hacernos los “miopes” ante lo que nos rodea, lo elemental, lo primario y en ello la Madre Natura es nuestra “Alma Mater“, fuente inagotable e inequívoca de lecciones de vida, la naturaleza es de por sí nuestra madre nutricia, nos provee de recursos tangibles e intagibles para hacer posible nuestra existencia, darnos lecciones de amor es parte del pensum de aprendizaje, ya vemos como pues, la Madreselva puede enseñarnos a prodigar abrazos . La exhortación es “hacernos”  ávidos observadores de ella; ver, reflexionar y actuar al mejor estilo de Paulo Freire, a comprender que los procesos de la vida son perfectos, que todo tiene su espacio y su momento, que nada falta, nada sobra, todo es cuestión de percepción y actitud. Que la transformación y el cambio es lo único constante y que el AMOR es una energía poderosa, sanadora, gratuita, al alcance de todos y para todos, que el amor es el recurso de sustento de mayor importancia que la Madre natura nos regala, el misterio de la vida es la representación más emblemática de ello, muchos conocemos las generalidades de la concepción, pero, nadie sabe el momento exacto de cuando ocurre….solo el amor en cualquiera de sus manifestaciones hace posible  que ocurra y conoce los intríngulis de eso.

Hoy Día del Amor y la Amistad, sigamos amando como cada día, de manera profunda, sostenida, nutritiva, amemos cada día al conocido, al desconocido, al que nos ama y al que nos hiere,porque le permitimos hacerlo, al que nos apoya en nuestras ideas y proyectos y al que nos detracta, amemos al bonito, al feo, al que de corazón nos presta un servicio y al que con servilismo nos trata…a todos! hagamos de San Valentín cada día en nuestras vidas, honremos a esa energía que nunca muere sólo se transforma y que para muchos de nosotros nunca, pero, nunca pasa, siempre  permanece.

Hoy honro a todos los amores de mi vida, a mi Amor Principal y el más fiel de ellos a DIOS, mi Socio Mayoritario quien me ama en demasía y yo a Él infinitamente, a mis hijas Fedora y María Aurora,manifestaciones de amor de cada día en mi vida, las adoro mis tesoros! a mi familia, a mis amigos todos, pocos quizás escasos pero muy váliosos, a mis conocidos, a mi Nana bella por el amor en grado de continuidad desde hace 16 años, a quienes en algún momento de vida caminaron junto a mi y yo con ellos entrelazados con las cintas blancas del matrimonio… Julio Alberto y  Marco Antonio y que en nombre del amor precisamente decidí soltarlas para no convertirlas nunca en cadenas, a quien por razón Divina llegó a mi vida para transformarla para siempre y de manera definitiva y, no sé por qué razon humana ni el derecho de nombrarlo me legó tras su intespectiva partida…a quien algún día llegará a mi vida, tal vez cuando esté preparada, para compartir conmigo su felicidad y su caudal de amor infinito y junto al mío haremos sumatoria para una vida de dicha y plenitud hasta el final de los tiempos….

Cierro con una hermosísima frase, con la cual tambien Oscar Elias cierra su post…no habría mejor manera de hacerlo, aprovecho agradecer a él, compatrir tan linda historia de amor y en ” inaudita altera parte” tomó y aludo su esfuerzo intelectual y emocional, Gracias Oscar Elias….

“Así como se entrelaza la madreselva anudándose en infinitas vueltas; así se entrelazan los corazones, inundados de un verdadero amor”.

Hasta la próxima.El amor nunca muere. Con Dios estamos.

Sin que resulte una fijación, ni un estado morboso de mi parte, perdí la cuenta de las veces que he visto la película ” El Amor en tiempos de Cólera“, basada en el libro que lleva el mismo nombre del Premio Nobel de Literatura colombiano Gabriel García Márquez , conocido afectuosamente en el mundo literario como “Gabo“; lo leí una vez; no era mío lo devolví y nunca lo compré, bastó una vez para leer la obra y unas diez veces ver el film, hoy fue una de ellas, para comprender que el realismo-mágico de García Márquez plasmado en esta obra es un ideal que la mayoría, por no decir todos, atesoramos… encontrar el amor de nuestra vida y esperar por el llevando la cuenta de cada año, cada mes, cada día, cada hora que transcurre en esa espera infinita, pero, que no desanima.

Luego de deleitarme otra vez con la fotografía de la película, las locaciones, impregnarme del encanto de la época y la geografía,  hacer de su soundtrack una crisálida de melodías y envolverme en ella, desmenuzar sus díalogos y entrar en el mundo de sus personajes, gane aprendizajes de vida; comprendí que el intenso colombiano con este libro, fue capaz de reproducir de manera fluída y sencilla, lo esencial de la vida…el amor como base de nuestra existencia; comprobar que el amor y la fidelidad son compañeros de causa, pero, ciertamente no de circunstacias y, que la pasión es arrebato de hormonas, piel y ganas mientras el amor es sentimiento de pensamientos y voz baja.

Comparto un extracto del final de la obra escrita, para mi contiene la filosofía y motivación de “Ariza”;  lo que lo mantuvo simpre presto y dispuesto a  esperar sin desesperanza que el día de consumar su amor con Fermina llegaría…y asi corrió el tiempo, el mundo continuaba su marcha constante, el tiempo su carrera inexorable a lo largo de  cincuenta y tres años, siete meses y once días… con sus noches!…

 “..Florentino Ariza lo escuchó sin pestañear. Luego miró por las ventanas el círculo completo del cuadrante de la rosa náutica, el horizonte nítido, el cielo de diciembre sin una sola nube, las aguas navegables hasta siempre, y dijo:
-Sigamos derecho, derecho, derecho, otra vez hasta La Dorada.
Fermina Daza se estremeció, porque reconoció la antigua voz iluminada por la gracia del Espíritu Santo, y miró al capitán: él era el destino. Pero el capitán no la vio, porque estaba anonadado por el tremendo poder de inspiración de Florentino Ariza.
-¿Lo dice en serio? -le preguntó.
-Desde que nací -dijo Florentino Ariza-, no he dicho una sola cosa que no sea en serio.
El capitán miró a Fermina Daza y vio en sus pestañas los primeros destellos de una escarcha invernal. Luego miró a Florentino Ariza, su dominio invencible, su amor impávido, y lo asustó la sospecha tardía de que es la vida, más que la muerte, la que no tiene límites.
-¿Y hasta cuándo cree usted que podemos seguir en este ir y venir del carajo? –le preguntó.
Florentino Ariza tenía la respuesta preparada desde hacía cincuenta y tres años, siete meses y once días con sus noches.
-Toda la vida –dijo…”.

Hasta la próxima, el amor nunca muere. Con Dios estamos.

“…De lo poco que había ya no queda nada
No quedó piedra sobre ninguna piedra
no quedó almohada ni lecho que valga
solo allí surgió un nuevo cuerpo de agua
un mar de tristezas, un mar de lágrimas
nadaremos todos a secar sus almas.
..”.

Haití…tiembla la tierra, lloran las almas

Eran poco menos de las 7:30 de la noche cuando recibí el chat de la Nana que me informaba que un terremoto había destruido casi en su totalidad la capital de Haíti, Puerto Príncipe, no imaginando siquiera la magnitud de lo que vería en las imágenes transmitidas por CNN.

 Desconcertada, no pude si no llorar, llorar desconsoladamente, pues me parecía que el Caribe había perdido irremediable y tragicamente un pueblo ya lo suficientemente golpeado; sufrir los avatares de la Madre Natura en esa dimensión era un golpe letal para un país que tristemente lleva a cuesta el epíteto más estigmatizante del planeta ” El país más pobre del hemisferio ” al contarse entre los paises con menos capital interno o renta “per capital” del hemisferio occidental (cada haitiano vive con menos de dos dólares diarios), aún no se recuperaba luego de ser azotado por los embistes de cuatro huracanes durante el año 2008, dejando tras ellos como saldo la cantidad de 800 pérdidas humanas. La tristeza me embarga, pero, sobretodo una enorme  impotencia me hace presa de sí, al no encontrar humanamente la respuesta al por qué de tanta tragedia junta a este maltratado pueblo.

La historia de Haíti desde los tiempos de la Colonía está escrita con sangre, luchas y sacrificios, la extinción del pueblo originario de la isla “La Española” y su poblamiento por un desbordado número de esclavos provenientes del Africa durante la colonización vino de manera supletoria a construir las bases del asentamiento humano de la isla caribeña. Invasiones, bloqueos económicos, la tortuosa relación con República Dominicana, su país vecino y por qué no?, su hermano univitelino  no ha contribuido en mayor escala al avance social, económico, cultural, y político del pueblo haitiano, pese a las políticas diplomáticas y de ayuda que el actual  Ejecutivo Dominicano ha puesto en curso desde hace unos años, no es un secreto para quienes viven en el Paraíso turístico asiento de la tan mentada ” Punta Cana” y fuera de el que el recurso humano proveniente del maltrecho Haíti, es utilizado como “gruesa obrera” explotada y subpagada ó destinado como peones  agrícolas en los campos  dominicanos; Haiti, es un país con un pueblo disperso…muchos de sus nativos viven fuera de su tierra natal, porque las circunstancias los obligan a ello. Leyendo a Eduardo Punset, quien residió en la hoy desvastada Haíti en la década de los  70, durante su  desempeño como  Representante Permanente del FMI, señaló en un artículo de prensa del Diario “El Mundo” de fecha 14 de enero de este año, titulado ” Que sepan que existen“, lo siguiente:  ” …Haíti era el país más atrasado del mundo-seguramente lo sigue siendo, a pesar de aquellos esfuerzos iniciales y algunos de los que le han seguido- pero, en muy pocos he aprendido tanto…”, al leer la afirmación de este científico argentino, no me quedó la menor de las dudas que Haíti debía ser más que dolor, pobreza y Vudú.

Cada día transcurrido desde el devastador sismo hasta hoy, se ha convertido en un “iter letalis“; mientras disminuyen las posibilidades y las esperanzas de lograr el rescate de personas con vidas y aumenta el riesgo de propagación de epidemias dada la inmensa cantidad de cadáveres expuestos sin la debida inhumación, reina el caos, desperdicio de tiemp0 y recursos es el resultado del  planeamiento estrategico de ayuda humanitaria  y rescate “sobre la marcha”, el decapitamiento de la estructura gubernamental es un factor de “resta” que “suma”una estáción obligada en éste  “Via Crucis” haitiano, más de 37.000 mujeres en estado de grávidez ha arrojado el primer censo, cientos de niños en estado de orfandad, quienes serán trasladados fuera del país como medida de protección a los mismos ¿será que sus derechos a mantener los  lazos con su familia de origen serán garantizados?,  cientos de infectados con el HIV agravan las condiciones de sustento y profilaxia sanitaria…Cómo no llorar?  Cómo no va a llorar Haíti? Cómo no llorar el hemisferio? ante un panorama tan desolador!.

Escucho a muchísima gente decir que el azote no es de gratis, que es el precio de la Justicia Divina por tanta práctica de magia, sacrificios humanos, de animales, que el manejo de fuerzas poderosas y oscuras alejaron a este pueblo de los ojos de Dios…ya lo dice Punset en su artículo,  que el solo mencionar la palabra Vudú paralizaba a quien lo escuchara; yo, que desde hace algún tiempo estoy tratando de ver el mundo con ojos crísticos, prefiero conservar mi concepción del Dios Misericordioso, del Dios Amoroso, del Dios Padre…no querría Él tanto mal para un hijo, por “descarriado” que fuese, así somos los padres, (madres y padres terrenales) amamos a nuestra prole sin reparar en debilidades, cómo no habría de hacerlo el Padre Celestial? .

Lloremos si, porque es humano y Divino sentir el dolor que aflige a este pueblo hermano, pero, también llenemosno de mucha fortaleza, solidaridad, ayudemos al caído a levantarse, a mantenerse en pie, a avanzar, a crecer y a prosperar…lloremos ahora y pensemos que en algún momento Haíti ya no será el país más pobre del hemisferio occidental.

El fragmento del poema a Haíti con el que doy inicio a mi post, lo encontré en la web, invito a quien me lea a pasearse por la belleza de tan lastimeras rimas. Hasta la próxima, el amor nunca muere. Con Dios estamos.